Castillo de San Sebastián

publicado en: Sitios emblemáticos de Cádiz | 0

Este monumento fue declarado Bien de Interés Cultural en junio de 1985. Se asienta sobre un islote, unido a la Playa de la Caleta en Cádiz por el largo Malecón, icono de la ciudad

El Castillo de San Sebastián se erige en un pequeño islote situado en uno de los extremos de la Playa de la Caleta, desde donde se protegía todo el frente norte de la ciudad de Cádiz. Se sabe que este emplazamiento ha sido elegido desde la pre-historia como lugar de asentamientos y así, por ejemplo, se edificó el templo fenicio de Kronos, un faro o una fortificación musulmana.

En 1457 unos tripulantes venecianos levantaron una ermita, a la advocación de San Sebastián, en agradecimiento por haber podido quedarse allí hasta que se curaran de la peste que estaba asolando su embarcación. Fueron ellos los que aprovecharon los restos del viejo faro que aún permanecía en pie.

Este lugar fue destinado a castillo tras el saqueo anglo-holandés de 1596 y fue dotado de artillería, además de seguir sirviendo de faro a los navegantes. Ya en 1706 comienzan las obras del actual castillo, reforzando sus funciones defensivas y durante el siglo XIX se construye el largo malecón que hoy día une la isla a tierra; esto permitió que para acceder al castillo, ya no había que esperar a bajamar o usar los puentes levadizos que salvaban el foso perimetral del islote.

En la actualidad el Castillo de San Sebastián funciona como espacio para exposiciones y actos culturales y alberga un laboratorio de investigación marina de la Universidad de Cádiz. También se conserva el faro, que fue el segundo de España en funcionar con luz eléctrica y se eleva hasta los 41 metros sobre el nivel del mar.

Quizás te interese...

Dejar una opinión